He perdido la cuenta de las veces que he visitado Braga. Llevo yendo anualmente durante 12 años y he tenido la oportunidad de ver como la ciudad crecía y mejoraba a lo largo de los años. La ciudad ha ganado con creces abriendo nuevos negocios, restaurando edificios antiguos y monumentos,  rehabilitando zonas por las que antes daba miedito pasar. Todo esto sin perder el maravilloso aire decadente que tiene Portugal.

Braga, está a tan sólo 55km de Oporto. Es la la tercera ciudad mas grande de Portugal, la más antigua de todas y la capital religiosa del país. Su origen viene del imperio romano con más de 2.000 años de historia que aún se pueden apreciar en algunas partes de la ciudad.

Cada vez más gente se anima a visitar Braga y es por eso que tenía ganas de hacer un post relacionado con esta ciudad a la que le tengo tanto cariño.

¿Qué ver en Braga?¿Dónde y qué comer en Braga? De las cosas más típicas y locales a las más turísticas, aquí te dejo una lista con las 20 COSAS QUE TIENES QUE VER, HACER Y COMER (y beber) EN BRAGA. Porque beber y comer también son muy importantes a la hora de viajar, ¿o no?.

 

CULTURA

1. Hacer un Free Tour

Desde hace poquitos años, la empresa Minho Free Walking Tour está ofreciendo en Braga los famosos Free Tours, en los que al final tu le pagas la voluntad al guía. Nada mejor para entrar de lleno en una ciudad nueva que hacer una ruta guiada de la mano de verdadera gente local, ya que la mayoría son bracarenses.

Tratándose de la ciudad portuguesa más antigua, fundada por los romanos hace más de 2.000 años, no podemos poner en duda que l@s guías van a darnos información a espuertas.

Hay tours en español, bueno, mejor dicho en portuñol jaja (mezcla de portugués y español). En mi opinión se entiende perfectamente, pero si eres muy tiquis-miquis con la lengua de Cervantes luego no digas que no te avisé 😉

Día: Tours diarios.
Idioma: Español, inglés, árabe y portugués.
Horario: Mira este link para ver los horarios actualizados.

 

2. Entrar a la Catedral de Braga

¡Eres más viejo que la Catedral de Braga! Este es el dicho popular portugués que se puede comparar en España con nuestro “Eres más viejo que Matusalén”. Y es que la Catedral de Braga, la más antigua de Portugal, tiene casi 1.000 años. Empezándose a construir en el s.XI y rivalizando en poder con la Catedral de Santiago de Compostela. Podemos decir que aquello fue un “pique medieval”.

Desde hace unos años entrar cuesta dinero y las capillas sólo se pueden ver con visita guiada que sale cada pocos minutos. Merece la pena tanto entrar a la catedral como a las capillas, ya que sólo de esta forma podrás ver el precioso coro barroco y la momia con los dientes más perfectos que he visto en mi vida. Se trata de un obispo guerrero del s.XV.

Las visitas a las capillas son en portugués y son amenas. Destacan 4 datos interesantes, te dejan mirar, hacer fotos y te llevan al siguiente lugar.

Horario: L-V 9:30-12:30 y 14:30-17:30 (18:30 en verano), excepto durante los servicios religiosos.
Precio: 2€ Catedral
2€ Capillas
Catedral + Capillas  4€.

 

CATEDRAL-BRAGA

 

3. Pasear por la fuente y los arcos de la Plaza de la República

La Plaza de la República es el centro neurálgico de Braga. Su bonita arcada y la fuente enmarcan la plaza más concurrida de la ciudad, donde también se encuentra la Oficina de Turismo.

Puedes pasear, tomarte algo en alguno de sus clásicos cafés como el Café Astoria o el Café Vianna, o acercarte a visitar la Iglesia de los Congregados.

Horario Oficina de Turismo
L-J de 9:00 a 18:30
V de 9:00-18:30
S-D de 9:30-13:00 y de 14:00-17:30.
Visita su web para más información.

 

plaza-republica-braga

4. Recorrer Rua do Souto hasta el Arco da Porta Nova

La calle Rua do Souto recorre el casco histórico de Braga desde la Plaza de la República hasta el Arco da Porta Nova. Se trata de una arteria principal de apenas 550m que cruza varios puntos importantes como puede ser la Catedral o las dependencias de la Universidad.

ARCO-DA-PORTA-NOVA

 

5. Pasear por los Jardines de Santa Bárbara

Sin duda, este es mi sitio favorito de Braga. Estos jardines públicos del s.XVII son bonitos todo el año, pero si vas en Primavera lo verás en todo su esplendor acompañado por muchas flores de colores que crecen allí.

Estos jardines no están cerrados, ni vallados, ni nada, así que no hay ningún horario que te impida disfrutar de ellos en el centro de Braga.

El castillito que hay al fondo es el antiguo Palacio Episcopal. Hoy alberga una biblioteca pública y parte de las dependencias de la universidad. Si accedes a este edificio por Rua do Souto, puedes ver los jardines de Santa Bárbara por detrás de los arcos.

JARDINES-DE-SANTA-BARBARA

 

6. Encontrar a los gallos en la fachada de la Iglesia de la Santa Cruz

Si en Salamanca tienes que encontrar a la rana, en Braga tiene que encontrar los 3 gallos que se esconden en la fachada de la Iglesia de la Santa Cruz. Popularmente conocida como Iglesia de los gallos.

La leyenda cuenta que si consigues encontrar los 3 gallos significa que te vas a casar. El tercer gallo es el más complicado de encontrar ¿conseguirás dar con él?.

IGLESIA_GALLOS_BRAGA

 

7. Hacer una foto en las letras de BRAGA

En Braga no podía faltar uno de los típicos carteles de letras gigantes que hay en otras ciudades por todo el mundo.
Acomódate en una de las letras (La “G” es la más cómoda) y hazte una foto con el imponente hospital de San Marcos como telón de fondo.

LETRAS_BRAGA

 

8. Subir a visitar el Bom Jesus do Monte

El monumento más visitado de Braga no está en el casco histórico, si no en uno de los montes en los alrededores de la ciudad. El Santuario del Bom Jesús se alza imponente con las mejores vistas de todo Braga. Cabe destacar que desde 2019 está considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por lo que su visita es más que imprescindible.

¿Cómo se llega al Bom Jesus?

  • Puedes ir en coche (15mins) y aparcar en el parking de pago que tienen allí. El precio es de risa, alrededor de 1€/2€ por tiempo indefinido.
  • Ir en coche, aparcar en la parte baja del Bom Jesus y subir en funicular o andando por las escaleras.
  • Coger transporte público (30mins) e ir en el autobús número 2 hasta las inmediaciones de la basílica, y luego subir el resto andando.
  • Taxi.

BOM_JESUS_BRAGA

 

9. Visita guiada por el Teatro Circo

Si te gustan los cortinajes, las lámparas de araña y quieres sentirte como Christine en el Fantasma de la Ópera, tienes que visitar el Teatro Circo de Braga. Se trata de un edificio de principios de s.XX construido sobre un antiguo convento, y cuenta con su propio fantasma monja que vaga por el teatro….o eso dicen.

Los lunes hay visitas guiadas en portugués donde te enseñan todos los entresijos de este teatro histórico. Fuera de ese horario oficial, me parece que puedes escribirles o personarte en el mismo teatro para preguntar si te pueden enseñar el teatro en otro momento.

Visita guiada
Horario: Lunes 14:30
Precio: Menores de 18 años 1€
Adultos 3´5€
Consulta su web par más información.

 

Sala principal del Teatro Circo de Braga. La fotografía pertenece a la web oficial del teatro.

 

 

10. Admirar la fachada del Palacio do Raio

Recientemente han restaurado su fachada y han prohibido aparcar en la puerta, para poder así, disfrutar de este colorido palacete. Es de estilo barroco y con rasgos del rococó. La casa perteneció a un rico mercader que mandó construirla a mediados del s.XVIII.

Dentro hay un museo de arte sacro y la mayoría de las salas están reformadas con bastante poca gracia. Incluso no se puede ver a través de los preciosos ventanales que tiene. Cuesta apenas 2€ pero me parece que no vale la pena, a no ser que quieras refugiarte de la lluvia bracarense, en ese caso…¡Refúgiate donde puedas insensat@!.

PALACIO_CASA_DO_RAIO

 

11. Ver a los famosos Farricocos (en Semana Santa)

Braga es una de las ciudades cristianas más antiguas del mundo y es considerada la capital religiosa de Portugal. Aunque a todos nos suene más la historia de Fátima con los pastorcillos. Es por eso que aquí viven muy fuerte la Semana Santa.

Desde mi humilde opinión las procesiones aquí no tienen nada que envidiar a las de España, pero si hay algo que destaca y llama mucho la atención son los farricocos. Se trata de penitentes ataviados con túnicas negras que llevan unas carracas enormes y las hacen sonar para anunciar la procesión de Ecce Homo. Es una tradición medieval que viene haciéndose desde el s.XV.

En este link puedes ver a los farricocos.

 

12. Bañarte en algún río de los alrededores (en Verano)

Uno de los veranos más calurosos de mi vida lo pasé en Braga, a 40 grados sin aire acondicionado. No te dejes engañar por esta ciudad donde llueve mucho, porque hay días en Verano que el sol pega bastante. Por suerte, tienen muchas opciones para combatir ese calor, ya sea yendo a una piscina pública o escapándote a los alrededores de la ciudad para relajarte en uno de sus ríos.
Tienen muchísimas zonas de playas fluviales donde puedes bañarte, hacer actividades acuáticas o disfrutar de una Super Bock fresquita en alguno de sus chiringuitos. Un ejemplo puede ser la Playa Fluvial de Adaúfe a tan sólo 15min en coche desde Braga.

En este link puedes encontrar mucha información sobre las playas fluviales cerca de Braga.

playa-praia-fluvial-adaufe

Playa fluvial en Adaúfe

 

13. Disfrutar de una noche de Fado

No es tarea fácil escuchar fado en Braga como puede ser en Lisboa y Oporto. La oferta es muy reducida y se suele escuchar en eventos que organizan algunos locales en fechas concretas.

Aún así, voy a dejar una opción para que no te vayas de Braga sin escuchar un buen fado portugués acompañado de una copa de vino.

Los jueves a las 21:30 en “Engenho no Copo” organizan noches de fado. Podéis consultar su cartel aquí o preguntar en la Oficina de Turismo si hay algún evento de fado los días que vas a estar por Braga.

 

GASTRONOMÍA

 

14. Tomar un Moscatel con Banana en la Casa das Bananas

Un bar/tienda muy castizo con una tradición que dura ya más de 30 años. Una vez al año, la tarde-noche del 24 de Diciembre toooooda Braga va a este lugar a tomarse un moscatel acompañado de una banana. Lo llaman El Bananeiro.

También puedes ir en cualquier otra fecha ya que el bar abre a diario. Si eres valiente te recomiendo sentarte en el único taburete que hay al fondo del bar….. reírte te vas a reir.

 

15. Comer la famosa francesinha de la Taberna Belga

Este manjar portugués digno de Crónicas Carnívoras, tiene un claro protagonista en Braga, La francesinha de la Taberna Belga.  El primer restaurante que abrieron lo petó y decidieron abrir un segundo local en la misma zona, y aún así siempre están llenos y los días más concurridos hay cola. No se puede reservar.

¿Qué tiene de especial esta francesinha? La magia reside en la receta secreta de su salsa. El dueño es el que se encarga diariamente de generar litros y litros de esa mezcla deliciosa para no desvelar a nadie su secreto.

Los locales no están en el centro de Braga, pero puedes llegar hasta allí en coche, en transporte público o andando 20 minutos. Ya te digo yo que cuando termines de comer vas a necesitar ese paseo para bajar la comida.

 

FRANCESINHA_TABERNA_BELGA

 

16. Comer Bacalhau

Se dice que sólo en Portugal hay más de 1.000 recetas para preparar el famoso bacalhau (bacalao). Ya sea en forma de croqueta (bolinho de bacalhau), desmigajado con patatas (À Brás), con nata o à Braga (típico del norte de Portugal) no hay que irse sin probarlo o robarle un trocito al compañero de turno que se lo haya pedido.

bacalhau-con-natas-braga-atipica

Bacalao con natas (Restaurante Atipica)

17. Beber Jeropiga

La jeropiga es un aguardiente portugués que viene del mosto de la uva y tiene más graduación que el vino. Tradicionalmente se toma acompañado de castañas asadas.

Se cautelos@. A esta bebida la carga el mismísimo Diablo.

 

18. Comer junto a ruinas romanas en Brac

Brac es un restaurante de comida tradicional llevaba a un concepto algo más alternativo, pero lo más relevante de este sitio es que dentro del propio local tienen unas ruinas romanas. Una especie de bar/museo que no he visto en otro sitio.

 

19. Tomarse un café en Café a Brasileira

Este café de principios del s.XX es todo un icono en la ciudad. ¿Se trata del café más antiguo de Braga? No lo se, pero aquí como en todo Portugal, los cafés están buenísimos.

 

20. Comer pasteis de nata

Acabo esta lista con algo dulce 😛 Ya todos sabemos que los mejores pasteles de nata all over the world son los de Belem (Lisboa), pero como Braga está a más de 360km de allí, tenemos que buscarle un digno sustituto. Casa das natas, es una mini-cadena especializada en repostería y sus pastéis de nata están buenísimos. Su local más céntrico que el que hay en Largo de São Francisco al ladito de la Plaza de la República.

PASTEIS_DE_NATA

 

Después de leer todo esto ya me dan ganas de volver allí a devorar francesinhas y pasteis 😀 ¿No te pasa a ti lo mismo?

Espero que te sirva y te aporte toda la información de esta lista. Ojalá y disfrutes de Braga tanto como lo hago yo cada vez que voy, y si es así, déjame un comentario diciéndome qué te ha parecido la ciudad.

Muchísimas gracias por leerme.

PD: Mas posts de Braga están por llegar 😉

 

Pin It on Pinterest